escolar
La alimentación adecuada para el niño en edad escolar es aquella que satisface las necesidades de energía y nutrientes por medio de alimentos sanos y variados para que se alcance un adecuado desarrollo y crecimiento.

En la etapa escolar suele haber un incremento normal en el apetito del niño, empiezan a aprender acerca de los alimentos disponibles en la comunidad y  realizan actividad física (durante el recreo o practican deportes), ambos factores contribuyen a mejorar su apetito.  La actividad física estimula el apetito, y una buena alimentación prepara al organismo para realizar actividad física; ambos factores estimulan también el crecimiento. De ahí la importancia de la alimentación adecuada, de la actividad física y de controlar el crecimiento en los niños. 

Asimismo, el niño empieza a acostumbrarse a una rutina diaria, lo cual ayuda a normalizar sus horas de comida de acuerdo al horario escolar.

La alimentación en esta etapa debe permitir:

Que el niño obtenga los nutrientes necesarios para su óptimo crecimiento.
Cubrir sus necesidades energéticas debidas a la intensa actividad física que desarrolla.
Mantener la resistencia a infecciones y otros riesgos de enfermedad.
Asegurar adecuadas reservas de nutrientes para la etapa de adolescencia y edad adulta.

Una nutrición inadecuada puede tener serias consecuencias en el desenvolvimiento del niño en la escuela, ya que un niño mal nutrido se cansa fácilmente, tanto en actividades físicas como mentales. Pierde la concentración fácilmente, y por lo tanto, no aprende como es debido. Además, un niño en estas condiciones está más propenso a infecciones o anemia, entre otras enfermedades.  El padecimiento de enfermedades provoca mayor número de ausencias en la escuela y puede ser una de las causas de la deserción escolar.

Consejos para que Tu hijo o hija que va a estudiar se alimente adecuadamente

1.
Se recomienda que los niños hagan tres tiempos de comida formal y dos refacciones al día, siguiendo las proporciones que indica la olla familiar.

 

2.Un niño de seis a diez años de edad necesita comer dos terceras partes que la cantidad de alimentos para los mayores. Si un niño escolar es delgado pero su crecimiento es normal, se debe estimular la actividad física y brindar alimentos sanos que satisfagan su apetito. Si es delgado y su crecimiento no es adecuado, se debe consultar al médico o al nutricionista para determinar la existencia de posibles enfermedades o problemas relacionados con la alimentación. Si es gordito, se debe estimular la actividad física y proporcionar un tipo de alimentación sana y baja en calorías.

....
....

3. El escolar debe desayunar diariamente.  Varios estudios han demostrado que los niños que desayunan suelen tener mejor actitud y rendimiento en las clases, que los niños que no desayunan.

4.El escolar debe llevar una refacción nutritiva.  Por facilidad o comodidad, muchas madres eligen para la lonchera de sus niños productos procesados con alto contenido de azúcares, grasa, o sal y condimentos; tales como refrescos artificiales, dulces, helados y “productos de bolsita”. Si los niños consumen mucha cantidad de golosinas a largo plazo pueden tener un efecto negativo sobre su salud.  A la vez, se acostumbran a prácticas inadecuadas de alimentación que persisten en la edad adulta.   Por otra parte, es preferible prepararle al niño una merienda nutritiva desde casa para que la lleve a la escuela y evitar dar dinero, así disminuirán las probabilidades de que el niño se llene de golosinas.

Desde que el niño comienza a asistir a la escuela, otras personas empiezan a influenciar las ideas que el niño tiene sobre los alimentos.  Se debe enseñar al niño a analizar lo que ve y lo que oye. En casa, se le debe explicar por qué no se compran ciertos alimentos que tal vez sus amiguitos consumen diariamente. Hay que enseñarle al niño la importancia de una buena alimentación.

Los hábitos alimentarios que se deben reforzar son:

Desayunar todos los días.
Comer despacio
Consumir fruta fresca y verduras crudas o cocidas.
Comer comida formal los tres tiempos de comida
No usar sal o azúcar adicional a la que ya tiene la comida

Otros hábitos relacionados con la alimentación que son deseables y que se deben reforzar, son:

Lavarse las manos antes y después de comer
Cepillarse los dientes después de cada comida
Comer en familia
Esforzarse por comer toda la porción aún cuando haya poco apetito
Evitar ver televisión mientras se come.
Contribuir a hacer agradable el momento de comer

Material elaborado para Central de Alimentos S.A., con base a: Alimentación en edad preescolar. Módulo IV. Contenidos Actualizados en Nutrición y Alimentación. Publicación INCAP MDE/152. INCAP/OPS; Guías alimentarias para Guatemala. Los siete pasos para una alimentación sana. Comisión de Guías Alimentarias para Guatemala. 1998. Publicación INCAP MDE/12; Con aportes de Lda. Carmen Sánchez de Molina.

Es recomendable que antes de seguir estas recomendaciones sean consultadas y discutidas con su médico o especialista en nutrición.

 
IncaparinaCrecimaxMaternalSaboresLista para tomarAmelia
Como alimentar a mi bebeComo alimentar a mi pre-escolarComo alimentar a mi escolarComo me alimento durante el embarazoComo me alimento durante la lactancia